Nuestra Escuela

Excelencia académica y formación humana integral


Inicios

Impulsado por un grupo de padres de familia interesados en aprovechar al máximo la capacidad humana e intelectual de sus hijos, en 1986 se funda Centro Escolar Campogrande. Desde entonces hemos educado y orientado jóvenes hacia un modelo de hombre íntegro, con los mejores valores humanos, una formación familiar cristiana y una sólida preparación académica.



Escuela de Hombres

Somos un centro escolar que ofrece excelencia académica y formación humana integral desde Preescolar a Preparatoria.
Atendemos niñas y niños en Preescolar, y varones en los demás niveles -de Primaria a Preparatoria-, aprovechando las posibilidades que brinda la educación diferenciada, especialmente en las edades de 9 ó 10 a 18 años.
Sabemos que niñas y niños no aprenden igual, sus períodos de maduración son distintos (desarrollo neuronal, del lenguaje, capacidad de abstracción, etc.), sus motivaciones e intereses diversos. Todo ello hace muy conveniente para su desarrollo, un aprendizaje más enfocado.

Más información en ALCED


La Familia como centro de la formación

Nuestra organización se define a sí misma como una Escuela de Familias, un lugar en donde los padres de familia – primeros y principales educadores de sus hijos- participan coordinando esfuerzos con el equipo educador del colegio para, juntos, hacer realidad el proyecto educativo familiar y el de cada uno de sus hijos.
Los padres, codo a codo con los educadores, particularmente con el preceptor de su hijo, van diseñando y adecuando el plan de desarrollo del alumno, considerando todas las esferas de influencia educativa del mismo.
Los padres, en lo individual y como cónyuges, van adquiriendo oportunamente la capacitación que las etapas educativas actuales y futuras de sus hijos les reclaman y así, preparan juntos el futuro de sus hijos.

Más información


Sólida Formación Humana

Desde el inicio, nuestro objetivo pretende la formación integral de todas las personas que se relacionan con Campogrande: maestros, padres de familia y muy particularmente alumnos.
Fomentamos la formación de la personalidad dentro de un ambiente cristiano, desarrollando al máximo sus posibilidades para alcanzar la plenitud de madurez, tomando como punto de partida y eje integrador el trabajo escolar.
Entendemos por formación integral la formación en todas las áreas de la personalidad, desde el valor intelectual, pretendemos formar todos los demás: el valor religioso, valor moral o ético, estético, formación afectiva, social, hasta el valor físico y el económico.


Todo comenzó...

Hace 32 años, padres de familia conscientes del papel primordial que juegan en la educación de sus hijos, vieron la necesidad de brindarles una formación integral y personalizada...

Historia



Nuestro modelo educativo se rige por los siguientes principios básicos:

  • Campogrande es una Asociación Civil sin fines de lucro, que trata de que todos los esfuerzos y actividades educativas, aseguren a los alumnos recibir una educación personalizada, completa y coherente, en su familia y en el colegio.
  • Los padres de los alumnos, los profesores, el personal no docente y los alumnos, al incorporarse a Campogrande, aceptan libremente y se comprometen a mantener este modelo educativo.
  • Campogrande es fruto de la iniciativa de unos padres de familia, quienes realizan un servicio de interés social: contribuyen a satisfacer necesidades escolares y de igualdad de oportunidades y hacen posible el ejercicio de su derecho irrenunciable de escoger para sus hijos un determinado tipo de educación, coherente con sus convicciones personales y con los valores familiares.
  • Se busca promover una formación completa, que atienda a los aspectos intelectuales, técnicos, culturales, deportivos, estéticos, sociales y espirituales. Todas las actividades educativas procuran el desarrollo del sentido de responsabilidad, que hace posible el recto ejercicio de la libertad personal.
  • Campogrande pretende una educación de calidad con medios ordinarios: el proceso educativo procura el esfuerzo y el estudio personal de cada alumno y le ayuda a realizar un trabajo bien hecho, medio de perfeccionamiento personal. El trabajo en equipo y los encargos de mutuo servicio facilitan la colaboración entre profesores y alumnos, y de los alumnos entre sí.
  • Se fomenta el desarrollo de las virtudes humanas, especialmente la sinceridad, la laboriosidad y las virtudes sociales y cívicas, enseñando –con un exquisito respeto, sin imponer criterios en lo opinable- el deber de actuar con libertad personal en las tareas civiles y de servir al bien común. Esta formación, en el sentido de la responsabilidad social, lleva a procurar la adquisición de hábitos de convivencia, de cooperación, de solidaridad y de respeto por la libertad de los demás.
  • Se cultivan detalles prácticos de orden, puntualidad, laboriosidad, limpieza, cuidado de las cosas materiales y delicadeza y calidad humana en los modos externos de comportamiento, que enriquecen el desarrollo de la personalidad y son muestra de respeto hacia los demás, ayudando a mejorar el ámbito en el que todos conviven.
  • Cada alumno es atendido personalmente por un preceptor, que en relación estrecha con los padres, se ocupa de la formación personal y de la orientación profesional de ese alumno que se le encomienda.
  • De acuerdo con la voluntad fundacional de los padres de los alumnos, y como consecuencia del derecho que les corresponde como ciudadanos a elegir el tipo de educación que desean para sus hijos, todas las actividades de Campogrande se realizan de acuerdo con los principios de la Doctrina Católica, y con el mayor respeto a la libertad de las conciencias. Dentro de su naturaleza jurídica estrictamente civil, no confesional, Campogrande promueve en los padres, profesores, personal no docente y en los alumnos, una leal adhesión a la doctrina de la fe y de la moral católicas y una sincera veneración y respeto por la Jerarquía de la Iglesia.
  • En el Centro Escolar se organizan actividades de formación religiosa y de atención espiritual para los padres, profesores, personal no docente y los alumnos, siempre con carácter voluntario. A petición del grupo promotor del Centro Escolar, la Prelatura Opus Dei nombra los sacerdotes que prestan la asistencia espiritual. Estos sacerdotes realizan su trabajo bajo su responsabilidad personal, sin que el Opus Deiadquiera responsabilidad jurídica o moral de ningún tipo en relación con el centro escolar.

Valores

Estamos interesados en promover todos los valores humanos y cristianos. Sería muy largo enumerarlos todos. Sin embargo, destacamos algunos más típicos de nuestra filosofía:

  • Laboriosidad, amor a la obra bien hecha y al esfuerzo
  • Alegría
  • Amistad
  • Libertad con responsabilidad
  • Espíritu de servicio
  • Unidad ó coherencia de vida
  • Sinceridad
  • Orden
  • Honradez
  • Sincera vida de piedad cristiana
  • Generosidad

Misión

Colaborar con las familias para que, en un ambiente de libertad y exigencia, se formen personas íntegras, competentes en lo académico y con sentido cristiano de la vida.

Visión

Ser la institución educativa líder en el Estado de Sonora, reconocida por un verdadero compromiso social, haciendo énfasis en el proyecto familiar de vida y en una constante mejora en la atención personalizada.